Brown Ale

El ingrediente estrella de una buena cerveza tostada es su malta caramelizada. Pero es en su proceso de elaboración en donde radica la diferencia en sabor y nivel de frescura. Curiosamente, las primeras recetas caseras producían cervezas de color oscuro y no es hasta la era moderna que se empiezan a elaborar con colores más claros. De todas maneras, según los entendidos, diferenciar una cerveza por su color no sirve de nada, ya que la forma correcta de clasificarla es a través de sus dos ramas, lager y ale, que identifican el proceso de fermentación. Por otro lado, al igual que el vino, la elección de la cerveza depende del tipo de comida que vaya a acompañar. Mientras la rubia, como la Pilsen, es perfecta para platos de pescado o aquellos que lleven tomate, la morena, como la Ale, que es ligera a pesar de no parecerlo, es ideal para platos de carne, guisos y pescado.

Compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

DESCRIPCIÓN

Botellín. 330 ml. Tostada y suave. Elaborada con agua, malta de cebada, lúpulos y levadura, junto al toque distintivo de la cebada natural fresca procedente de nuestros propios campos. Cerveza muy refrescante de color intensamente tostado, oscuro y con tonos cristalinos. Se caracteriza por la ausencia de olor a alcohol. En su aroma se mezclan tintes de cebada tostada, café y chocolate con toques caramelizados. Su sabor también recuerda a la mezcla del chocolate y el café, con un amargor muy tenue de regaliz. Se trata de una cerveza natural y artesana al 100%. Su diferencia se encuentra en la fermentación artesanal que se realiza directamente en botella.

ALÉRGENOS

Altramuz

Crustáceos

Contiene glutén

Mostaza

Pescado

Lácteos

Moluscos

eeee

Huevos

Cacahuetes

Sésamo

Soja

Frutos de cáscara

Apio

Sulfitos