Gazpacho Ecológico

El gazpacho es conocido desde siempre como la mejor sopa fría para el verano elaborada con las hortalizas más comunes de una huerta. Pero como el gazpacho es tan añejo como la misma historia de España, sus ingredientes más comunes también se han ido incorporando con el paso de los años. Las leyendas cuentan que el primer gazpacho consistía en sopas de pan duro remojado en agua. Este sencillo plato se mejora en la época del al-Ándalus, en la que hacían un zumo con ingredientes muy similares al actual ajoblanco, compuesto por pan remojado en agua, aceite y vinagre, al que se añade de vez en cuando ajo o almendras. Pasa el tiempo y el tomate llega a España desde las Américas, pero no es hasta que el típico plato de los campesinos se traslada a la mesa de los burgueses, en el siglo XIX, cuando que se incluye en su receta trozos de hortalizas, como el tomate o el pepino. Y llegamos a hoy en día, que retomamos el más tradicional y auténtico gazpacho creado con las verduras más naturales del mercado.

Compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

DESCRIPCIÓN

Formato Tetra Prisma de 1 L. Su zumo no procede de concentrado, no contiene grasa, ni sal, es completamente sano y se obtiene de tomates frescos ecológicos cuidadosamente seleccionados y triturados a menos de 10 º C. Su envasado se realiza antes de los 60 minutos desde su elaboración, conservando así todo su sabor, color y textura. El resultado final es un gazpacho de gran calidad como hecho en casa, con una caducidad de seis meses. El producto cumple con los estándares de calidad más elevados y con la garantía del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica.