Gazpacho Tradicional

Tiene raíces, pero no historia, al menos de historia escrita”. Con esta irónica frase hacen referencia algunos documentalistas a los orígenes del Gazpacho. Y es que decían en épocas remotas que nunca será escrita la vida de la receta traída del pobre, aunque sea la de un producto tan popular como el gazpacho. Algo de verdad tendrá el refrán porque todos los expertos gastronómicos coinciden en que los inicios y procedencia del gazpacho son un misterio. Lo cierto es que existen teorías para todos los gustos: Unos indican que sus principios se sitúan en Canarias o en La Mancha; otros, que proviene de la cocina nazarí, la última dinastía musulmana que dominó el Reino de Granada, y los más seguros aseveran que su indiscutible origen geográfico está en Andalucía. Venga de donde venga, de lo que no hay duda es que el gazpacho, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, es hoy en día un genuino producto mediterráneo.

Compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

DESCRIPCIÓN

Formato Tetra Prisma de 1 L. Su fabricación se basa en la molienda artesanal a martillo de las verduras seleccionadas directamente en las fruterías (tomate, pimiento, ajo, pan, pepino y cebolla). Posteriormente se procede a la eliminación manual de pieles y semillas y a su lavado y triturado a una temperatura inferior a 10º C. Finalmente se envasa priorizando introducir en frio los vegetales antes de que transcurra 1’5 hora desde su trituración, con el fin de no perder las propiedades nutricionales del producto y mantener los aromas, colores y texturas de cada ingrediente durante más tiempo antes de la ficha límite de caducidad.